sociedades complejas

El auge del antropocentrismo tiene su punto álgido durante el Renacimiento, un periodo histórico de notable relevancia para el desarrollo de las capacidades humanas, sobre todo en lo que a las artes plásticas refiere. También es una etapa con fuerte peso en la implantación de nuevos órdenes sociales que darían paso a formas primitivas de lo que hoy conocemos como ciudades.

Esta concepción del ser humano como especie superior y única capacitada, gracias a su raciocinio, para descubrir nuevas tierras, construir edificios, idear modelos de sociedad y reproducir conductas que los legitiman y perpetúan en el tiempo, es aquí puesta en entredicho por seres de escasos 2 cm: las Camponotus mus.

Resulta admirable, desde una perspectiva humana, tosca y cenital, la coordinación con que ejecutan cada acción, ayudándose entre ellas y asumiendo roles para crear una coreografía perfectamente sincronizada propia de Tiempos Modernos (Charles Chaplin, 1936). Viendo sus movimientos y valorando su actitud, pocas opciones hubo de tener esa cigarra en la popular carrera.

 

Anuncios

3 pensamientos en “sociedades complejas

  1. A veces pienso que sí fuésemos peces o pájaros, de esos que se mueven en la misma dirección, estaríamos todo el rato chocando.
    ¿Cómo lo harán? Los seres humanos no estamos preparados para eso.
    Bonito rinconcito.
    Me quedo por aquí.
    Salu_dicos ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s