Pachygrapsus marmoratus

De la sibilina curiosidad por los habitantes de las rocas y cargados de paciencia surge esta escena.


Este Pachygrapsus marmoratus constituye un ejemplo de perfecta adaptación a su medio, sobre el que es capaz de camuflarse, moverse con soltura y soportar la fuerza de las olas a pesar de su tamaño y peso.

Tras conocernos mutuamente y asegurarnos su confianza, sacamos la cámara. Destacar que en ningún momento surgió el instinto de comerlo, qué cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s